La fuerza que guía por dentro

31/10/2011


Ver el número completo

Una operación de almacén bien ajustada es la suma de procedimientos en línea con parámetros y limitaciones establecidos. Cada aspecto de la gestión de inventario debe estar perfectamente implementado para evitar interrumpir el flujo de producción. Comprendido esto – y teniendo en cuenta que “errar es humano” – la adopción de almacenes automatizados ha buscado mitigar tales factores que tienden al error. Los sistemas automatizados requieren una guía para ejecutar sus funciones con precisión. Esta guía implica una comunicación directa, además de la interpretación, la delegación y el control de los pedidos. El software de control Galileo del grupo Mecalux puede convertirse en el compañero ideal de los Sistemas de Almacenaje y Recogida Automáticos (AS/RS) y, como cualquier otra pieza indispensable, su presencia confiable ayuda a que el trabajo salga bien.

En 1999, el fabricante de automatización ThyssenKrupp desarrolló un software de control para almacenes automatizados que usaba controladores lógicos programables (PLC), dispositivos independientes basados en microprocesadores que controlan los procesos automatizados en la maquinaria industrial. Cuando Mecalux adquirió el departamento de I+D de ThyssenKrupp en 2005, heredó el software Galileo y comenzó a desarrollarlo como una alternativa a los PLC convencionales, una alternativa que hiciera posible un procesamiento en tiempo real e incorporase un lenguaje gráfico de programación para plataformas PC. En sus etapas iniciales, el software de control se desarrolló basándolo en bibliotecas reutilizables (colecciones de datos y códigos que se utilizan para desarrollar software) que eran usadas por todas las implementaciones de automatización por medio de módulos. A medida que el software se iba desarrollando, Galileo incorporó un modelo que empleaba un lenguaje de ordenador basado en estructuras de datos conocidas como “objetos”. Esta programación orientada a objetos aplica conceptos de herencia (crea funciones basadas en objetos preexistentes) y polimorfismo (la capacidad de crear un objeto que tiene una o más formas o funciones) para organizar los objetos en un tipo de jerarquía. El empleo de un lenguaje gráfico de programación permite que las tareas de un objeto individual se lleven a cabo según sus atributos dentro de la jerarquía, de modo que la secuencia de acciones se basa en el estado activo o inactivo del objeto y su comportamiento (la manera en la cual se accede a los datos). Para ofrecer una representación práctica de estos movimientos, Mecalux también incorporó a Galileo una pantalla operativa versátil, o Interfaz Gráfico de Usuario (GUI, por sus siglas en inglés) que permite a los operadores del almacén interactuar fácilmente con los dispositivos automatizados.

Tres niveles para el SCA

Dentro de un Sistema de Control de Almacén (SCA), Galileo actúa como coordinador general, estableciendo una jerarquía de control que permite a las unidades AS/RS llevar a cabo sus tareas según los protocolos establecidos por el Sistema de Gestión de Almacén (SGA). Como un controlador aéreo, cada función de objeto es un avión único listo para despegar. El SGA – como el del grupo Mecalux, EasyWMS – asigna una serie de órdenes a Galileo, quien ayuda a determinar un orden de despegue (jerarquía de objetos) y regula la tarea del objeto una vez que está "en el aire". Desde la ejecución de operaciones con hardware hasta la agilización de la comunicación con el SGA, Galileo da instrucciones a cada objeto individual sobre cómo debe llevar a cabo sus tareas. Por tanto, la combinación de los comandos de EasyWMS y Galileo integran todas las operaciones del almacén por medio de un sistema de función de varios niveles (Fig. 1). En el nivel superior está el servidor PRE/HOST, que integra el SGA y sirve como eje logístico para llevar a cabo las tareas de recogida y envío. Una vez que los pedidos se han enviado, el segundo nivel se reserva para tareas de SCA. Desde esta situación, Galileo controla las tareas AS/RS en tiempo real mediante un bus de campo - una estructura de red que remite los comandos de protocolo a las máquinas operativas. El último nivel corresponde al bus de campo y a dispositivos de E/S periféricos como escáneres de barras, además de dispositivos AS/RS que llevan a cabo las tareas ordenadas por el SGA. Cuando los pedidos se han completado, Galileo informa al SGA del estado del pedido y su ejecución.

Todos para uno

Como un programa multitarea exhaustivo, Galileo se compone de cuatro aplicaciones de control que ejecutan acciones internas específicas, y cuya suma total abarca toda la comunicación con dispositivos AS/RS, el monitor del sistema y los elementos de control de movimiento. Estas aplicaciones son muy versátiles y configurables, de tal modo que el usuario final puede adaptar Galileo a las necesidades específicas de su propio almacén. Galileo consta de las siguientes aplicaciones:

SoftPLC – Corresponde a la ejecución del programa de control y funciona como un Controlador de Automatización Programable (PAC, por sus siglas en inglés) que combina características PLC con capacidades basadas en PC. (Figura 2) La plataforma PC ordenará todos los dispositivos en su red por medio de un bus de campo que enlaza los dispositivos automatizados a la misma. Una consola GUI permite a los operadores acceder a las distintas funciones, vigilar la ejecución AS/RS y la conectividad de red, dar salida al flujo de trabajo y configurar tareas específicas.

Designer (Diseñador) – Desde esta aplicación, el usuario programa la lógica de máquina en una instalación determinada y realiza la configuración de la comunicación con los elementos de hardware y el SGA. Designer proporciona un “espacio de trabajo” denominado Entorno de Desarrollo Integrado (IDE por sus siglas en inglés), donde un operador puede editar y programar el texto escrito (código fuente) que constituye el lenguaje de programación, además de interpretar las instrucciones proporcionadas por el SGA. Como entorno de desarrollo, permite a los usuarios finales configurar y desarrollar aplicaciones como un depurador, en caso de que ocurran fallos de funcionamiento (Figura 3). Designer establece una jerarquía de clase, señalando cuál será la función de cada objeto por medio de su relación con otros objetos, además de una vía vertical de secuencias de función. Se destacará cada objeto cuando realice su función, permitiendo así a los usuarios identificar fallos de funcionamiento y vigilar tareas.

Status Monitor (Monitor de estado) – Este es el monitor del sistema de Control de Supervisión y Adquisición de Datos (SCADA por sus siglas en inglés), y el módulo de diagnóstico de problemas que funciona como control de calidad de operaciones. (Figura 4) El Status Monitor, altamente configurable, proporciona un entorno visual que permite a los operadores observar el progreso de la función y localizar cualquier fallo de funcionamiento que pueda ocurrir. Este modulo permite a los operadores de almacén interactuar con las operaciones de la instalación, y determinar si se han de llevar a cabo operaciones automáticas o manuales.

Transport agent (agente de transporte) – Este módulo se encarga de facilitar la comunicación entre el software de control y el SGA. El agente de transporte entrega datos y gestiona pedidos emitidos por los dispositivos de la instalación al SGA, confirma el estado de las operaciones, y determina cuándo las tareas han sido completadas. La última versión del software Galileo funciona con un modelo TCP/IP que facilita las conexiones al SGA de las redes de terceros.

Control simplificado

Desde su origen, el departamento de I+D de Mecalux ha desarrollado continuamente soluciones innovadoras que han simplificado las operaciones de los almacenes. Aunque Galileo aún se halla en proceso de alcanzar nuevos hitos como parte de la incesante evolución de los sistemas de control de almacenes, cada nueva versión es solo una nueva vuelta de tuerca en la máquina de Galileo. “Seguimos avanzando” dice José Luis Santiago, director de IT de Mecalux, “Hemos mejorado el proceso interno de Galileo para que sea más rápido y ahora vamos a actualizar el IDE. Queremos que el interfaz luzca mejor para el usuario final". Para Mecalux, simplificar las soluciones automatizadas significa otorgar al mundo de manejo de materiales un mayor control sobre su éxito.