Hayat: La forma de las cosas por llegar

31/10/2011


Ver el número completo

La construcción de las instalaciones de Hayat en Turquía está en pleno proceso. A medida que Mecalux continúa dando gigantescos pasos con la instalación del almacén logístico de casi 4.000 m2 para el líder de la industria de productos de limpieza y del hogar, el reto ha sido establecer un ritmo de trabajo adecuado. “Hasta el momento, la mayor dificultad ha sido el montaje de la estructura secundaria dentro de la estructura normal de estanterías”. Guillem Clofent, director general de Mecalux, dijo, “Es necesario que todas las piezas encajen en sus correspondientes huecos”. A pesar de los retos en ingeniería, el equipo internacional de 120 personas ha trabajado sin descanso para cumplir con los plazos críticos de entrega. Las herramientas de gestión del rendimiento han ayudado a mejorar la productividad de los trabajadores por medio del análisis de cómo los equipos llevan a cabo y completan tareas específicas. Como dijo el director de proyecto Asier Fernández, “Nos permiten calcular el progreso del trabajo por grupo y por tipo […] registrando diariamente los valores de avance para cada tarea y cada grupo, y permitiéndonos identificar con rapidez tendencias no deseadas o tareas que necesitan ser reforzadas”. Mediante la monitorización del progreso de cada sector de construcción, Mecalux ha podido solventar cada tema que podía poner, en potencia, trabas a la productividad.

Progresión

Hasta finales de julio, el progreso de la instalación era de un 30% completada tras primeramente montar los marcos del almacén autoportante. Paralelamente, 15 de los transelevadores estaban ya ensamblados y montados. La unidad de carga AS/RS llegó a fines de ese mes y se instaló en agosto. Sin embargo, desde julio hasta octubre, Mecalux instalará todos, menos tres de los 15 transelevadores, incluyendo aparatos periféricos AS/RS como transportadores y sistemas de raíles guía para las grúas.

Sin chispa no hay fuego

Un componente clave para la instalación del complejo es la incorporación de un sistema antiincendios que funciona mediante reducción del oxígeno. Este tipo de sistema se usa cuando el agua puede ser tan dañina como el fuego para los productos almacenados. El sistema funciona al mantener una concentración de oxígeno inferior al 21% (entre 14 y 17% por lo general), lo que contiene el fuego en caso de emergencia. Esta reducción del nivel de oxígeno inhibe la llama y limita su capacidad para extenderse. Para reducir la concentración de oxígeno, se inyectan en la atmósfera del almacén casi 2.000 m3 por hora de nitrógeno, y durante una emergencia por fuego se inyectan 1.000 m3 más por hora para asegurar la protección del área afectada.

Estadísticas

Gradualmente, el almacén autoportante comienza a tomar forma. A su terminación, el almacén autoportante más grande de Turquía medirá 120 m. de largo, y 100 m. de ancho, con una altura de 45 m. y una capacidad de casi 161.000 Europaletas. Las paletas se distribuirán en 15 pasillos independientes con estantes de doble profundidad con 24 niveles de altura de almacenamiento. Dentro del almacén habrá una zona de estanterías para paletización convencional diseñada para recoger pedidos, que abarcará casi 1.800 paletas.

Ahora que el proyecto ha alcanzado su punto intermedio, el reto de establecer un ritmo de construcción regular se está convirtiendo en un tema más acuciante. A pesar del tamaño del proyecto, las instalaciones de Hayat son una oportunidad para vencer obstáculos y alcanzar nuevos hitos en la búsqueda de soluciones totales para almacenamiento.