BASF: gestión inteligente y controlada del stock

02/03/2021

Para celebrar el 20 aniversario de la inauguración de su fábrica en Indaiatuba (Brasil), dedicada a la producción de catalizadores, la empresa fabricante y distribuidora química BASF digitalizará todos los procesos de su bodega. Para ello, instalará el sistema de gestión de bodegas Easy WMS de Mecalux, encargado de controlar el stock y asegurar el movimiento ininterrumpido de los productos.

El objetivo de este proyecto es llevar un control más estricto de la mercadería. Hasta ahora, todas las gestiones se hacían manualmente con lápiz y papel, lo que conllevaba un riesgo muy elevado de que se produjeran errores.

En cambio, Easy WMS controlará los productos de la bodega, identificados mediante etiquetas RFID, de forma completamente automática y segura. De este modo, todas las operativas serán mucho más fluidas, pues el sistema se asegurará de que se envíen los materiales necesarios a las líneas de producción en el momento oportuno.

Alexandre Ferreira - Ingeniero de proyectos e ingeniero regional en BASF
“El sistema de gestión de bodegas Easy WMS desempeña un papel fundamental dentro del proyecto 2DMC Full Traceability de la planta de Indaiatuba de BASF. Se trata de una iniciativa que tiene como objetivo mejorar toda la cadena de producción, garantizando la identificación y trazabilidad completa desde que se reciben las materias primas hasta que se envían los productos finales a los clientes. Easy WMS ha demostrado ser un sistema flexible y bien estructurado para integrarse con tecnologías como la RFID, SCADA o PMS, entre otras. El éxito de este proyecto servirá como punto de partida para las demás plantas de catalizadores de BASF en el mundo, pues la fábrica de Indaiatuba será la primera en aplicar el concepto de digitalización en los procesos de identificación y trazabilidad”.

BASF: gestión inteligente con Easy WMS

Química para un futuro sostenible

Fundada en Alemania, BASF es una de las mayores empresas químicas del mundo. En el año 2000, la compañía inauguró en Indaiatuba, en el estado de São Paulo, una planta de producción destinada a la fabricación de catalizadores, indispensables para filtrar el aire de los automóviles. Si hay algo que caracteriza estas instalaciones es la sostenibilidad; todos los procesos están diseñados para aprovechar al máximo cada uno de los recursos, minimizar el impacto en el medioambiente y los residuos.